Wawyu360 | Blog.jpg
Buscar
  • Abel Forlino

Biotecnologías aplicadas a la reproducción en el ganado bovino

Actualizado: hace 5 días

Las biotecnologías aplicadas a la reproducción tienen gran relevancia, tal es así que cobran cada día más protagonismo en las distintas facetas que comprenden la producción animal. Ejemplo de lo anterior son los procesos desde la inseminación artificial, pasando por el desarrollo de programas hormonales para la sincronización de celos y evolucionando hasta la IATF (Inseminación a tiempo fijo).

El descubrimiento de la tecnología para obtener semen sexado marcó un hito en la industria del semen congelado, revolucionando la producción ganadera y lechera. Dentro de esta era biotecnológica, también está la clonación que hasta hace poco parecía ciencia ficción. Por otra parte, la transferencia de embriones in vivo (TE) y posteriormente in vitro son parte de la familia de estas tecnologías y los temas principales para tratarse en este artículo técnico.

Transferencia de embriones in vivo

Muchos criadores tienen hembras de élite de alto valor para vender su genética y transmitir descendencia valiosa, generando un negocio rentable de largo plazo. Para estos empresarios ganaderos, las biotecnologías son valiosas para propagar aún más descendencia, y multiplicar el éxito de los programas de reproducción y comercialización. Si bien muchos criadores están familiarizados con la transferencia de embriones (TE), un número creciente de criadores están implementando la fertilización in vitro (FIV) en sus programas de reproducción.

La transferencia de embriones convencional (in vivo) implica un tratamiento hormonal específico (con uso de Hormona Folículo Estimulante o FSH) en vacas y vaquillas donantes para inducir la ovulación de múltiples folículos. A las donantes se les hace inseminación artificial (IA) en el momento del estro o celo, ya que el tratamiento hormonal con FSH estimula el crecimiento de los folículos en los ovarios, produciendo una superovulación horas después del mismo.

Aproximadamente siete días después de la inseminación, los embriones se recolectan de manera no quirúrgica. Esta técnica se llama "lavado" de los cuernos uterinos de la donante, para luego transferirse frescos a receptoras sincronizadas que servirán como madres sustitutas, o simplemente se congelan para ser implantados en una fecha posterior.

La transferencia de embriones es una opción que puede aumentar la eficiencia reproductiva de una vaca, permitiéndole tener numerosos terneros por año, mientras que la vaca promedio produce de seis a siete terneros en su vida. Se trata de una operación que ofrece la opción de transferir embriones frescos a receptoras sincronizadas o de congelarlos de manera segura para transferirlos en una fecha posterior. Al crear más descendencia que sea valiosa para un hato, los criadores pueden avanzar en sus oportunidades de mercadotecnia y comercialización mejorando el rendimiento reproductivo y aumentando la tasa de ganancia genética.

Fertilización in vitro (FIV)

Una colecta de FIV, llamada aspiración u OPU, es el proceso de recolectar ovocitos no fertilizados (óvulos no fértiles) de los ovarios de una vaca o vaquilla donante. Los ovocitos recuperados se fertilizan un día después de la aspiración y se transfieren siete días después de la fertilización. Durante este período de ocho días, se cultivan y crecen en una incubadora con medios especiales que nutren a los embriones, a temperatura y ambiente controlado para imitar el útero de la vaca.

Luego, estos embriones formados en una placa de Petri se transfieren a las vacas receptoras siete días después del celo de estas, que es similar al proceso de transferencia de embriones producidos por transferencia de embriones in vivo antes citada. Al igual que la técnica anterior, también se pueden congelar para su uso posterior a través de la técnicas de vitrificación o direct transfer.

Los criadores que optan por utilizar la tecnología de FIV pueden obtener más descendencia de hembras valiosas de su rebaño en poco tiempo, ya que la recolección de ovocitos es posible en vacas no preñadas, preñadas y/o vírgenes, así como hembras con dificultades para lograr una preñez con métodos de reproducción convencionales. También se puede recuperar ovocitos (óvulos no fertilizados) de donantes poco después de su muerte para producir una colección genética final.

Algunas de sus ventajas incluyen la posibilidad de realizar pruebas genéticas rápidas, cruzando el animal en cuestión con 7 u 8 de sus hijas superovuladas, para identificar las progenies que presentan características recesivas indeseables o las mejores desempeños genómicos. Sumado a lo anterior, se puede hacer un rescate genético de animales accidentados o enfermos y de ellos, se puede obtener embriones hasta que el animal fallezca.

Elección de la mejor opción tecnológica

Tanto la TE y FIV son probablemente las mejores opciones para productores con donantes Elite que quieren producir embriones. Comparativamente, la FIV tiene un costo del embrión más económico, mientras que los embriones in vivo (TE) tienen una ventaja en la tasa de concepción tanto para los embriones frescos como para los congelados en comparación con la fertilización in vitro (FIV). Así mismo, se evita que el productor tenga una alta cantidad de vacas vacías improductivas luego de la transferencia, debido a sus mejores resultados en la tasa de concepción y menor reabsorción embrionaria.

En muchos casos, la FIV proporciona más valor y se puede aplicar en situaciones donde la TE convencional no responde positivamente. Por ejemplo, es más rentable utilizar la FIV en donantes de baja producción de embriones o en hembras que se deseen mantener en el ciclo de producción de ternero.

La FIV puede reducir los costos de inseminación de donantes y los costos de semen, al utilizarse una sola pajuela de semen convencional o sexado para fertilizar múltiples embriones, con la oportunidad de usar más de un toro en la aspiración de un solo donante. Aquí, la técnica FIV pasa a ser ventajosa debido a que hay semen de toros de altísimo valor y de escaso inventario.

En contraposición y a favor de la TE, si existe una adecuada identificación de donantes con alta capacidad de producir embriones, hace muy rentable y eficiente la técnica de TE in vivo, debido a que, al producir un gran número de embriones, se licuan los gastos de las hormonas, tratamientos y mano de obra.

La FIV puede maximizar aún más el potencial de una hembra de élite en un período de tiempo más corto comparado con TE, ya que el intervalo entre sus aspiraciones es más corto que el intervalo entre los lavajes de TE convencional. Es posible obtener ciclos de FIV cada semana o cada dos semanas, mientras que la mayoría de los programas de TE recolectarán donantes cada 60 días.

Conclusión

Ambas técnicas han revolucionado el comercio internacional, debido que en algún punto reemplazan la exportación de ganado. Los terneros nacidos de embriones adquieren naturalmente una aclimatación, mayor resistencia y sobrevida, que animales importados provenientes de países con otras condiciones climáticas. Es decir que el ganado criado en un país bajo condiciones ambientales templadas y libre de enfermedades, al arribar a otro con clima tropical, calor e insectos, no resistiría en su mayoría ese cambio. Mientras que, a través de embriones implantados en madres sustitutas o receptoras locales, las progenies recibirán los anticuerpos de estas, de madres adaptadas a ese ambiente hostil.

Las dos herramientas generan una ganancia genética veloz para el productor, que beneficia directa o indirectamente al consumidor. Por estos motivos, los consumidores están en su derecho de conocer lo que sucede tras los bastidores de la genética animal, el esfuerzo ejercido para lograr la excelencia en la ganadería y, lo más importante, toda la tecnología que se aplica para su obtención.

Agradecimientos

Manifiesto mi agradecimiento a los que aportaron a la elaboración de este artículo que son:

ANP Genetics, Grupo Noboa, Ecuador. Ing. Rafael Velarde (Gerente)

Trans Ova Genetics, PJ Budler (Manager Internacional)


Autor: Abel Forlino

Fuente: Carnetec


Español:


50 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo